La manera más aconsejable de movilizarse por el sur del país es por vía aérea o en automóvil rentado. Huatulco, Puerto Escondido, Zihuatanejo y Acapulco tienen excelentes aeropuertos internacionales. Los servicios de transportación en autobús entre las distintas urbes y comunidades de la región son seguros y confiables. Para trayectos cortos, los llamados microbuses son una opción económica aunque un tanto incómoda. Lo áspero del territorio, las pocas gasolineras y el estado deficiente de algunas carreteras, pueden ser problemas a superar. Como quiera que sea las panorámicas que pueden tenerse al transitar por las carreteras del sur de México, son por lo menos espectaculares.