Se trata de una de las ciudades más pequeñas pero de mayor encanto, no solo en el estado de Guerrero, sino en todo el territorio nacional. Se ubica en el interior de un radio de aproximadamente 300 kilómetros de la Ciudad de México y está reconocido como el centro platero de mayor preponderancia en nuestro país. Los virtuosos trabajos en plata que se efectúan en Taxco, derivan directamente de tradiciones prehispánicas y son motivo de orgullo patriótico, máxime si se considera que México es el principal productor de plata en todo el orbe.

El mejor modo de disfrutar de Taxco, es recorrerlo en largas caminatas, en un ambiente apacible como pocos. Tales paseos se prestan para admirar los productos en plata y otros metales preciosos que se expenden en las más de trescientas tiendas que existen en Taxco. De igual manera, sin comprar nada, se puede disfrutar del pueblo explorando sus decenas de parroquias y capillas. De igual modo, Santa Prisca es otro imperdible para quien viaja a este lugar. Pero, antes que nada ¿cómo llegar a Taxco, Guerrero?

Si se parte desde la Ciudad de México, se puede tomar la autopista a Cuernavaca. Desde allí, hay que tomar rumbo a Acapulco. Luego, al llegar a la segunda caseta de cobro, es decir, la caseta a Tequesquitengo, se debe abordar alguno de los carriles de la izquierda, mismos que llevan a Iguala, Acapulco y Taxco. Luego de unos 8 kilómetros de la caseta anterior, aparece una “Y” y en ella se debe ir por la derecha, esto es, la vía señalada como “Taxco-Iguala cuota”. Desde allí se hace menos de treinta minutos hasta la ciudad de Taxco.

También saliendo desde la Ciudad de México, pero si se elige viajar en autobús, la ruta sigue la Autopista del Sol y luego de la caseta de Alpuyeca, corriendo a través de los ramales a Taxco. Los autobuses de la compañía Estrella Blanca y Estrella de Oro, brindan salidas diarias a Taxco y ambas opciones parten desde la Terminal del Sur. Esta última se localiza en el Metro Taxqueña, en la línea número dos de tal medio de transporte.

Como quiera que sea, es necesario señalar que Taxco se disfruta más si se viaja en un coche particular, por la peligrosa circulación que se presenta en el centro y a la larga distancia que hay entre un atractivo turístico y otro, en ese mismo lugar.