A partir del hecho de que Taxco, en Guerrero, ha sido reconocido como Pueblo Mágico y de que muchos de los monumentos y museos que posee, han sido declarados como Patrimonio de la Nación, no es de asombrar que varios de sus abundantes atractivos turísticos sean precisamente construcciones de un gran esplendor virreinal. Además, por sus impresionantes condiciones geográficas, con grandes montañas, selvas y hasta un bello río, es factible hallar en Taxco innumerables sitios de interés viajero. Como ejemplo, basta con mencionar las Grutas de Cacahuamilpa, localizadas a unos 30 kilómetros del centro de este Pueblo Mágico.

Al explorar tales grutas formidables, o bien al practicar un deporte de alto riesgo en los cerros cercanos, se tiene la posibilidad de encontrarse con algún armadillo, cacomixtle o tejón, siendo estas tres, de las especies más habituales en la región, lo mismo en el caso del gato montés, zopilote, tigrillo, ocelote e iguana. La profusión de exóticas variedades de fauna, en las inmediaciones silvestres de Taxco, es abundante, por su clima grato, ríos caudalosos y la frondosa vegetación que caracteriza a esta parte de Guerrero.

De entre los atractivos imperdibles de Taxco se deben mencionar: el Antiguo Ayuntamiento, notable construcción del siglo XVIII, la cual, posee un mural que aborda el tema de la historia de la nación mexicana y finos muebles antiguos. Quienes exploran este edificio, parecen transportarse a una época de grandes haciendas y carretas tiradas por nobles corceles, las cuales recorrían las empedradas calles del lugar. Igual de valioso es el Museo de la Platería “Antonio Pineda”, también conocido como el Patio de las Artesanías. Allí el fundador de este recinto logró atesorar una vistosa colección de objetos de plata, creados por diferentes diseñadores y artesanos, la cual ofrece un mosaico representativo de varios estilos artesanales de la región. Por otra parte, el museo cuenta con una serie de murales, de gran calidad estética, realizados por el artista David Castañeda y que exponen temas de la historia de nuestra nación.

La Casa Borda y el Museo William Spratling son otros dos lugares imperdibles en Taxco. La primera es una construcción de corte colonial que muestra monogramas alusivos a la Sagrada Familia y bellas obras de arte sacro y civil, repartidas en catorce salas. Por lo que se refiere al segundo, es uno de los mejores museos del estado de Guerrero. Allí, utilizando planos y fotografías, se nos muestran aspectos de la evolución que ha tenido Taxco a lo largo de su historia. También cuenta con numerosas piezas prehispánicas y muebles antiguos.