Tehuacalco es una zona arqueológica del estado de Guerrero, que cuenta con notables estructuras piramidales, antiguos petrograbados y algunas cuevas en las que se veneraba al Sol. Fue un importante centro ritual de la etnia yope, uno de los escasos señoríos de las postrimerías de los tiempos precolombinos, que nunca pudo ser dominado por el imperio azteca. Se piensa que los primeros habitantes de Tehuacalco se dieron hacia el año 400 d.C. El asentamiento llego a comprender más de 80 hectáreas, de las cuales, solamente 12 correspondían al área cívico ceremonial. Pero además, Tehuacalco fue también un importante centro ceremonial, y de culto al agua y a los cerros cercanos, por parte de la comunidad yope que habitó este núcleo urbano. En nuestros días, la visita a Tehuacalco, en el estado de Guerrero, toma aproximadamente una hora e incluye, además de varias estructuras, de gran valía histórica y arquitectónica, un excelente museo de sitio, en donde se nos presentan las diferentes etapas por las que pasó Tehuacalco, y piezas halladas en el yacimiento.

Tehuacalco07