Se trata de un sitio maravilloso, que define mucho de lo que ofrece Guerrero para el turismo. Es el Pueblo Mágico de Taxco, ciudad virreinal de generosas referencias históricas y culturales. Antiguamente denominado como Tlachco, esta comunidad provincial tiene un clima templado y por las noches una frescura que encanta a los visitantes. Tal y como sucede con sus preciosas artesanías, Taxco brilla como la plata misma, por su arquitectura de excelencia y su señorial proyección.

Algunos de los atractivos imperdibles del Pueblo Mágico de Taxco son: el Museo Guillermo Spratling, con sus colecciones de piezas precolombinas y artesanías magistrales; la Casa Humboldt, en donde se exhiben colecciones de arte novohispano, en más de 14 salas; el Museo de la Platería, con una muestra vasta e impresionante del talento artesanal de los lugareños; la Casa Borda, la Catedral de la Ciudad y la Hacienda del Chorrillo.