La República Mexicana tiene mucho para ofrecer para el goce vacacional de tipo playero, ya que, de las treinta y dos entidades que la integran, diecisiete de ellas cuentan con zonas abiertas a los mares. Son estados que cuentan con vastas extensiones abiertas a importantes mares, como, por ejemplo, el Mar Caribe, Golfo de México, Mar de Cortés, Pacífico Norte y Pacífico Sur.  Vale la pena conocer de mejor manera cuáles son algunas de las playas más destacadas para visitar dentro de toda esta generosa oferta de centros vacacionales costeros que nos ofrece la geografía mexicana.

Una playa estupenda en las cosas mexicanas para visitar en las vacaciones la tenemos en Bahía de San Quintín. Localizada en el estado de Baja California, es un paraje de gran belleza y tranquilidad que consigue atraer a numerosos veraneantes. En este sitio se pueden admirar los restos de una vieja colonia inglesa que antiguamente allí se instaló. Por lo demás, en la bahía hay disponibles tiendas, restaurantes y hoteles.  El deporte náutico más practicado en la zona es la pesca y de entre las especies que pueden capturarse en las aguas de Bahía de San Quintín destacan el ostión langosta, abulón y almeja.

Jalisco resulta una garantía para cualquier vacacionista, ya que por lo general allí se tendrán siempre gratos descubrimientos turísticos, lugares novedosos, perfectos explorar y disfrutar. En lo que se refiere a sus sitios costeros Playa Ipala ocupa un lugar preponderante por su gran potencial para el veraneo. Ocupa unos 5 kilómetros de extensión en el entorno de la Bahía de Tehuamixtle.  Quienes decidan navegar en sus aguas, conviene que se mantengan a unas 6 millas de la costa allí. En esta playa jalisciense aún se conservan valiosos refugios de especies naturales como el jabalí, venado y aves zancudas entre varias más.

Michoacán es una entidad que también cuenta con playas muy hermosas y una de ellas es El Malacate. Se trata de un rincón costero integrado por grandes formaciones rocosas y un estero. Por lo demás es una playa llena de paz y tranquilidad. Únicamente se ve alterada por las numerosas aves que deambulan en la zona. El Malacate es un sitio excelente para obtener relajación y broncearse la piel. Además, en sus restaurantes se sirven auténticas delicias, antojitos tradicionales preparados con mariscos y pescado recién capturado en las aguas locales.

Hay mucho más por destacar acerca de lugares costeros como los mencionados y esta diversidad de cualidades se acentúa en centros vacacionales más famosos, como Cancún o Mazatlán. Para quienes decidan vacacionar en el primero de estos destinos, el más popular en el Caribe Mexicano, les aconsejamos alojarse en el hotel  Oasis Cancún. En cambio, en la célebre Perla del Pacífico, en el más destacado lugar de veraneo en las costas de Sinaloa, lo mejor es hospedarse en el  Hotel Riu Mazatlán, en especial por sus magníficas promociones.